• VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show

actividacomedorserviciosproyectoscalendarioblocfotosvideos

Historia del pueblo

histori

La presencia humana en el término de Tíjola, se remonta a epoca prehistórica. Señal de ello fue el Ídolo encontrado en "La Muela del Ajo", en el paraje de los Blanquizares, por el párroco de Tíjola D. Miguel Bolea y Sintas- investigador y amante de la arqueología-, y a su vez, coetáneo del arqueólogo Luis Siret.

 Las caracteristicas del Ídolo son: ídolo de esteatita (talco o jaboncillo) con unas dimensiones de 15 X 4,5 cm., y de la época Neolítica, con carácter mágico o religioso, ya que se encontró en el cráneo de un cadáver.

    La descripción exacta corresponde al historiador francés Henry Breuil, que en 1934, en su obra "Las pinturas Rupestres Esquemáticas de la Península Ibérica, dice: "dolmen de Tíjola (Almería), estatuilla plana de esteatita de 15 cm de alta, la cabeza rectangular está sostenida por un cuello bastante largo, elevándose sobre los hombros angulosos, de donde caen dos largos brazos paralelos al cuerpo, del busto, poco importante, cae el vestido ensanchándose progresivamente hacia los pies ausentes".

    Otros testimonios de esta época (finales del Neolítico) lo constituyen el yacimiento megalítico de la "Ermita de Cela" o el poblado necrópolis localizado cerca de Bayarque.

Los cartagineses, atraídos por las riquezas mineras, en especial los minerales argentíferos de sierra Almagrera y Herrerías, fundaron Baria (colonia próxima a Villaricos) hacia el siglo VI a.C.). Partiendo de Baria penetraron hacia el oeste siguiendo valle del río Almanzora, en busca de metales. En la "Muela del Ajo" se asentaron alrededor del siglo VI a.C., allí constituyeron un gran núcleo industrial y comercial, originado en función de la riqueza minera de la zona (cobre de la Cueva de la Paloma y mineral de hierro de Serón) y de las posibilidades agrícolas (aluviones fértiles y agua abundante), perdurando hasta un momento anterior a la romanización.

    Más importante es la presencia Romana en Tagili (Tíjola). En los alrededores de Tíjola hay restos de tres villas romanas de época imperial: yacimientos de la "Muela del Tío Félix", "Iglesias" y "Algaida".

    En 1977 se encontró una lápida de mármol (92 x 49 cm) que decía así: "Voconia, Avita, hija de Quinto Fabio, con su dinero construyó unas termas para su república Tagilitana, celebrándose su inauguración con juegos de circo y un banquete. Para el cuidado y mantenimiento entregó 12.000 denarios a su república Tagilitana"

 

En los tiempos de Abderramán I (S. VIII), existe aquí la fortaleza de "Tachola". Y en la época resplandeciente de Abderramán III (S. X), en este lugar hay una ciudad-fortaleza que se llama "Tájela". Después, en los mapas del Reino de Granada, aparece con el nombre de "Texora".

    Cuando la conquista de este reino por Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón (1489 al 1492), este sitio ya es conocido como Tixola. Se ha podido comprobar que la villa no pasa a denominarse con el topónimo actual de Tíjola, hasta el año 1830.

 

Debido a la intransigencia de los cristianos viejos y la intolerancia de las autoridades eclesiásticas residentes en Granada los moriscos deciden sublevarse y surge un hecho trascendental en la historia de Andalucía Oriental: "La Guerra de Las Alpujarras" (1568-1570).

 

Al término de la misma todos los cristianos nuevos fueron desterrados del Reino de Granada. Por tanto, ante la situación en que quedaron las ciudades, villas y lugares, Felipe II por R. Cédula de 24 de Febrero de 1571 decide confiscar las fincas rústicas y urbanas que habían sido propiedad de los moriscos para repartirlas posteriormente. Este hecho quedaría recogido en los Libros de Apeos y Repartimientos.

 

A mediados del siglo XVIII con motivo de establecer una única contribución para toda España, Fernando VI ordena por R.D. de 10 octubre de 1749 hacer las averiguaciones catastrales en el Reino de Castilla. Toda la información quedó recogida en lo que se conoce como Catastro de Ensenada, siendo una fuente de información demográfica y económica para el conocimiento de la época.

 

Desde mediados del XIX, fundamentalmente, se contemplará como las diversas variables demográficas se dejaran notar a través del aumento del número de matrimonios, bautismos y defunciones. Estas últimas con las fuertes crisis de mortalidad (1855,1868,1885...)

    Durante el citado siglo Tíjola disfrutará, entre otras cosas, de la consolidación del Mercado Semanal, de la creación del Paseo, la construcción de la Travesía del Socorro, la llegada de la Guardia Civil, de la organización de la Banda de Música, de la llegada del ferrocarril y de la concesión del Titulo de Ciudad a nuestra localidad por la Reina Regente María Cristina.

 

El siglo XX está marcado por una serie de hechos fundamentales entre los que destacaremos, en principio y en cuanto a sus repercusiones a nivel local, la proclamación de la 2ª República y la Guerra Civil.